martes, octubre 13

Están matando a los grandes chefs

.
Que no cunda el pánico! (aunque hoy es martes 13...)

La narrativa gastronómica, llamémosla así, es una gran desconocida. Estaré encantado de ir presentando algunas novelas que he leído y he disfrutado. Títulos hay muchos, tan contundentes y truculentos como el título del artículo, que no es otro que el del propio libro que os presento.

Yo leí la edición de 2008 y tras pasarlo realmente bien con su lectura, quedó almacenado en su lugar de la biblioteca y allí descansó hasta que hace unas semanas Jordi, mi librero sádico, puso en mis manos el mismo título pero en su primera edición de 1977. Oh, sorpresa!

Sus autores, Nan e Iván Lyons, lo habían escrito en 1977. Era su primera novela y además fue llevada al cine un año más tarde. Dirigida por Ted Kotcheff y protagonizada por George Segal y Jacqueline Bisset, entre otros. La producción fue anglo-alemana junto con la Warner Bros. Además, la música es de Henry Mancini.

Como curiosidad, el título de la película es: Who is killing the great chefs of Europe; el título original del libro es: Someone is killing the great chefs of Europe; pero en la traducción española se ha omitido lo de Europa y se publicó como: Están matando a los grandes "chefs".

Otro curioso detalle es que en la primera edición de 1977 en español, la palabra "chefs" aparece entrecomillada, mientras que en la actual de 2008, las comillas han desaparecido. Algo se ha ganado en nuestro ego coquinario nacional... ¿no os parece?

La nueva edición que leí se la regalé a mi suegro y sus páginas deben estar reposando en una estantería a muchos kilómetros de mí, así que como el argumento es evidente que no ha cambiado, os transcribo el contenido de sus ya amarillentas solapas de 1977:


"Están matando a los grandes "chefs" es una novela de ingenio y crimen que nos lleva al mundo deslumbrante de la alta cocina. En sus páginas nos encontramos con Natasha O'Brien, destacada columnista gastronómica de Nueva York, que es solicitada desde Londres para que prepare su postre Bombe Richelieu en el Palacio de Buckingham. A las veinticuatro horas, uno de sus amantes, el gran Louis Kohner, es hallado en el horno de cocer pan del Hotel Savoy... asado. También trabamos conocimiento con Achille van Golk, gourmet europeo, cáustico, excéntrico, desastrosamente obeso, editor de Lucullus, el Vogue de las revistas gastronómicas, que usa cognac de cuatro estrellas como dentífrico y vermuth de fresas como colonia, y con Max Ogden, fanático de la comida rápida, que se encuentra en Europa con el propósito de cazar a un gran chef para su cadena de tortillerías, y para recuperar de su ex esposa Natasha, por quien siempre lleva en alto una antorcha flambé...


Entre una multitud de personajes memorables, sobresalen los grandes chefs, los magos de la gastronomía,  los que antes de comer un plato preparado por alguno de sus colegas se dejarían morir de inanición: una casta de individualistas, literalmente en vías de extinción... A medida que uno tras otro van siendo asesinados con gran estilo. ¿Quién es el autor? ¿Un camarero celoso? ¿La deliciosa Natasha? Mientras la flor y nata de la cocina, en peligro de muerte, se ciñe sus delantales, nadie se atreve a conjeturar quién será la próxima víctima del diabólico asesino, destinada a caer ante su cuchillo o quizás del modo más sofisticado.


Están matando a los grandes "chefs" es una mezcla original y picante de crimen y alta comedia. Una obra "vorazmente" emocionante y divertida, que sólo por los menús que contiene valdría la pena leer."

En la solapa de la contraportada aparece, además de los datos de sus autores, un texto titulado "Risa a la Lyonnaise" que resume a modo de receta el contenido de este divertido plato.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada