lunes, abril 5

Recetas criminales (II)



Las recetas de Madame Maigret. Este es el título con el que Robert J. Courtine ha recopilado los platos que aparecen en las más de ochenta novelas del inspector Maigret, con sus correspondientes recetas.

“El inspector Maigret llega a casa. Abre la puerta, y el olor de un guiso exquisito se impone al de su pipa. No hace falta ser inspector para saber de qué se trata: su esposa, la buena de Louise, está preparando alguna de sus especialidades. Con cariño, pero con mucho rigor. Conserva todas sus recetas meticulosamente anotadas en un cuaderno…”

Courtine, gastrónomo y amigo personal de Georges Simenon (1903-1989), no escatima en detalles. Todos son guisos de verdad, los de siempre, y con cada plato recomienda su vino y algunos consejos prácticos y de calidad.

El título original  es “Le cahier de recettes de madame Maigret”, publicado en 1974. El ejemplar de mi biblioteca está traducido por Esteban Riambau y editado por Ediciones B, en su colección Dolce Vita, Barcelona 1ª edición abril 1988.

El propio Georges Simenon escribe el prefacio y no puedo resistirme a transcribir algunas perlas que podrían ser, sin ninguna duda, conversaciones y opiniones de actualidad…

“Muchas personas, sobre todo en estos últimos años, se las dan de entendidas en gastronomía y casi todos los diarios y revistas tienen su sección dedicada a la "buena mesa". Sin embargo, la cocina de la que se habla casi siempre es una cocina de fantasía que armoniza mejor con los muebles hinchables de plástico que con un buen comedor de sólidos muebles.”

“Escribiría de buena gana que es usted el último clásico, si ello no conllevara el riesgo de ahuyentarle los aficionados a la originalidad a toda costa.”

“Son expertos quienes distinguen los cuadros falsos de los auténticos, las obras de arte de pacotilla de las obras de arte de verdad. Usted lo hace en cocina, que también es un arte, y tal vez el más antiguo.”

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada